Aceite de jengibre, remedio casero.

Para preparar este magnífico remedio casero necesitarás:

  • Una taza medidora
  • Jengibre fresco
  • 1 1/2 taza de aceite de oliva o ajonjolí
  • Un recipiente para hornear

Instrucciones

  1. Enjuaga una taza de jengibre fresco picado (incluyendo la piel) y déjalo secar durante varias horas.

    remedio casero aceite de jengibre
    remedio casero aceite de jengibre
  2. Vierte 1 ½ de taza de aceite de oliva o de ajonjolí en un recipiente para hornear. Tritura el jengibre picado con un rallador limpio para queso seco y transfiérelo a un tazón. Mezcla el aceite y el jengibre rallado.
  3. Coloca la mezcla en el horno y deja hervir a fuego lento (65°C) durante unas dos horas.
  4. Cubre un tazón con tela de gasa sin blanquear. Coloca una banda elástica alrededor de la taza para mantener esta tela en su lugar.
  5. Vierte el aceite de jengibre en el tazón. Retira la banda de goma, gira la estopilla y exprime el resto del aceite con las manos limpias y secas.
  6. Transfiere el aceite de jengibre a frascos o botellas. Usa un embudo para prevenir derrames.
  7. Etiqueta las botellas con la fecha exacta en que se hizo la mezcla de aceite esencial de jengibre. La vida útil normal de los aceites esenciales es de unos seis meses. Después de este tiempo, los ingredientes comienzan a descomponerse. Almacena tu aceite en un lugar fresco y oscuro.

Dra. Sandra Milena Galvis Carvajal

  • Médico Cirujano
  • Especialista en Medicina Alternativa y Farmacología Vegetal
  • Especialista en Medicina Ayurveda
  • Asp. Maestrante en Nutrición y alimentación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.