Alime tación y nutrición

Alimentación y nutrición para el cuidado de la salud

[text_divider type=»double»]

Alimentación y nutrición para el cuidado de la salud

[/text_divider]

Mucho hemos hablado de alimentación y nutrición, incluso nos asesoramos de manera inadecuada al pretender organizar las propuestas nuevas para el año venidero. Es por ello que iniciamos esta serie de artículos encaminados a dar herramientas claras, efectivas y seguras sobre el tema de alimentación y nutrición, un enfoque saludable.

Partimos de considerar la salud del ser humano como el resultado del manejo adecuado de varios pilares:

  1. Nutrición y alimentación: Dieta saludable, dependiente de la edad, ubicación, época del año, requerimientos especiales (obesidad, diabetes, hipertensión arterial, maternidad, lactancia, adulto mayor, etc.)
  2. Actividad fisica: indispensable a todas las edades, pero especialmente en la edad adulta, donde el metabolismo tiende a volverse más lento.
  3. Manejo del estrés: antes considerado tema de adultos, hoy visto como un problema que abarca todas las edades.
  4. Horas de sueño y descanso: tan olvidado tema. En esta época de productividad, hemos descuidado las tan importantes horas de sueño que requerimos y la necesidad de “afilar el hacha” o descanso.
  5. Actividad lúdica: este tipo de actividades nos permite conservar la frescura del niño interior, seguir creciendo en aspiraciones y metas, ser “mejor ser humano”.
  6. Soporte social: la familia, independientemente del tipo que ella sea, se requiere para gozar de un estado de salud adecuado.

Entonces, empezaremos por recordar un pequeño fragmento del documento de la OMS sobre el tema de sobrepeso y obesidad:

[column width=»1/1″ last=»true» title=»undefined» title_type=»undefined» animation=»zoom-in» implicit=»true»]

[linkarea background_color=»accent7″ hover_color=»accent7″ href=»#» target=»_self» icon=»bullhorn» icon_color=»accent6″ icon_size=»50″ image=»»]

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o de la obesidad.

Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y a la obesidad. Es por ello que está catalogada como “La epidemia del siglo XXI” (OMS, 2012).

[/linkarea]

[/column]

Ahora, solo revisaremos algunos conceptos incorrectos que han favorecido los errores relacionados con el tema de alimentación y nutrición saludable:

[column width=»1/2″ title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

1

[/column]

[column width=»1/2″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent1″ hover_color=»accent1″ font=»14″ icon=»close» icon_placement=»right» icon_color=»»]INCORRECTO[/button]

para seguir una alimentación saludable, es necesario comer muchas frutas y verduras.

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent6″ hover_color=»accent6″ font=»14″ icon=»checkmark» icon_placement=»right» icon_color=»»]CORRECTO[/button]

 para seguir una alimentación saludable, se debe realizar una ingesta variada, equilibrada y suficiente de los distintos grupos de alimentos que nos aportan los diversos macro- y micronutrientes. En la base de la alimentación (de mayor a menor frecuencia de consumo) nos encontramos con el grupo de los farináceos, formado por pan, arroz, cereales y pastas; seguidamente, con el de las frutas, verduras y hortalizas; después, con los lácteos, y más adelante, con los grupos de alimentos proteicos. Por tanto, para una alimentación saludable, se habrá de consumir la cantidad apropiada con la frecuencia adecuada, no solo de frutas y verduras, sino del resto de grupos de alimentos, que nos proporcionan los distintos nutrientes a fin de alcanzar un estado nutricional adecuado.

[/column]

[column width=»1/2″ title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent1″ hover_color=»accent1″ font=»14″ icon=»close» icon_placement=»right» icon_color=»»]INCORRECTO[/button]

Una dieta desequilibrada da lugar a un aumento de peso.

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent6″ hover_color=»accent6″ font=»14″ icon=»checkmark» icon_placement=»right» icon_color=»»]CORRECTO[/button]

Una dieta desequilibrada, prolongada en el tiempo, no solo da lugar a un aumento de peso, que es lo que se puede observar de una manera más directa, sino que estos desequilibrios de energía y nutrientes en el organismo, por exceso o por defecto, van conducir a diversos estados patológicos como enfermedades cardiovasculares, alteraciones en el metabolismo de lípidos, ciertos tipos de cáncer, hipertensión, diabetes mellitus tipo II, etc.

[/column]

[column width=»1/2″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

2

[/column]

[column width=»1/2″ title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

3

[/column]

[column width=»1/2″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent1″ hover_color=»accent1″ font=»14″ icon=»close» icon_placement=»right» icon_color=»»]INCORRECTO[/button]

Para controlar el exceso de peso, es necesario solo tomar productos sin azúcar.

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent6″ hover_color=»accent6″ font=»14″ icon=»checkmark» icon_placement=»right» icon_color=»»]CORRECTO[/button]

Los productos sin azúcar suelen ir destinados a personas que necesitan llevar a cabo un control de la glucosa, no a aquellas que requieren vigilar su peso. Dichos productos, en ocasiones, sustituyen la glucosa de su composición por fructosa, con el mismo valor calórico, o por edulcorante, pero dejando intacta la energía proporcionada por otros nutrientes, como las grasas (9 kcal/g) o proteínas (4 kcal/g). Si se toman con despreocupación, pueden ocasionar un exceso calórico contraproducente para el control de peso.

[/column]

[column width=»1/2″ title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent1″ hover_color=»accent1″ font=»14″ icon=»close» icon_placement=»right» icon_color=»»]INCORRECTO[/button]

Las galletas son productos de consumo diario y la pastelería, de consumo ocasional.

[button id=»» style=»filled-small» class=»» align=»» link=»» linkTarget=»_self» bgColor=»accent6″ hover_color=»accent6″ font=»14″ icon=»checkmark» icon_placement=»right» icon_color=»»]CORRECTO[/button]

Es interesante conocer también la percepción de la población respecto a determinados alimentos. A veces, las galletas son más consumidas que la pastelería porque se perciben como más saludables. En cambio, las galletas presentes en el mercado resultan igual de energéticas o más que los productos de pastelería y son prácticamente iguales en cuanto al contenido de grasa total y azúcar. Por consiguiente, la mayoría de galletas presentes en el mercado y la pastelería industrial deberían ser productos de consumo ocasional y moderado.

[/column]

[column width=»1/2″ last=»true» title=»» title_type=»single» animation=»none» implicit=»true»]

4

[/column]

AUTOR:DRA SANDRA MILENA GALVIS CARVAJAL MEDICO CIRUJANO-MEDICO AYURVEDA, ESPECIALISTA MEDICINA ALTERNATIVA Y FARMACOLOGIA VEGETAL, ASP. MAESTRIA NUTRICIÓN Y ALIMENTACIÓN, PRESIDENTE ASOCIACIÓN MEDICOS ALTERNATIVOS, AMIT

Foto mujer con sobrepeso tomada de flickr.com